jueves, 10 de abril de 2008

Como Ser una Chola con Master y Vivir para Contarlo: Por Melisa Marin


Vinimos solos los dos desde muy lejos a un lugar en el que aunque estábamos ahí presentes nos parecía mas lejano aun. El confió en ella como nunca nadie pero nadie jamás lo había hecho, con mas fe de la que se tenia hasta ella misma, pero con exactamente el mismo coraje. Un master en arte y mil experiencias que solo ellos comprendieron y comprenderán los esperaban....
El Dejó todo atrás y la llevó de la mano a donde El ya había ido antes.
Solo se tenían firmemente el uno al otro en un departamento que se caía a pedazos y a diario. Tenían la esperanza de que algún día todo este sueño ya no sea más una pesadilla.
Totalmente a ciegas y encima a oscuras trataron de palpar lo que vendría, pero hacía mucho frío aún afuera para saber el verdadero desenlace.
Poco a poco y con mucho esfuerzo e incertidumbre las cosas empezaban a aclararse, Cada semestre renacía la desesperación por conseguir una y otra vez la ansiada beca y un trabajo para sobrevivir; ya que de otra manera jamás hubieran podido seguir su camino; ese camino que cada día se hacia mas angustioso e imprescindible.
Luis trabajó en absolutamente todo y a todas las horas de el día y de la noche, en el fondo Ella sabía que El no era feliz aunque la sonrisa nunca se despedía de su rostro, como dándole paz.... como dándome amor.
Melisa devoraba propuestas de becas y gracias a una combinación de desesperación e insomnio las atrapó a todas, nunca supo como, pero siempre tuvo un trabajo en el que le hablaba de arte a 200 personas en un auditorio en donde ella imaginaba que no había nadie todos los Lunes, Miércoles y Viernes a las 10 AM.,.......y es que en realidad para mi nunca hubo nadie.
Luis enfermó y yo sabía que era de el alma, pero pretendíamos que sanaría con medicinas de magia inventadas en casa, no funcionó como era natural y también artificial, entonces dejamos de tener teléfonos para tener salud.
Ya hacía mucho que el dinero no era un problema porque ya no existía, y es ahí donde te das cuenta de lo hermosa que es la vida y de lo fuerte que es uno desde ese día y para siempre. Las risas ya no eran en dólares y las caminatas por el parque ya no requerían cover, mirar todo era gratis, y no mirar nada costaba demasiado. Reíamos, conversábamos, vivíamos, soñábamos y esperábamos.... sobretodo esperábamos.
Después de tres becas completas y doce meses de salarios tan mínimos que a veces ni se les sentía, llegó la Navidad y decidieron separarse. Ella se fue con El y El con Ella pero en distintos aviones y a distintos lugares.
Nunca se imaginaron el gran giro que sus vidas darían al retornar de este viaje.....
Ya las propuestas y las entrevistas se habían estado dando desde lejos y por teléfono, pero ahora querían ver a Luis para proponerle algo muy bueno, para proponerle un sueño.
Esta vez vendieron el auto para que Luis llegue a su destino y ella se quedó sola en el mismo lugar que aún estando allí presente le seguia pareciendo tan lejano.
Las buenas nuevas llegaron, pero ella quedó atrapada entre oleos, lienzos y semanas interminables que dividían a su ultimo semestre.
Los días y las noches se acaban y pronto se reunirán, esta vez en un lugar de el que jamás se fueron.
Allá voy!

6 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

Llega el momento de la liberación, el momento de la verdad... no sé cuantas veces tengas que darles su merecido para que tengan la lección bien aprendida, pero igual, los mejores augurios para tí!

Melisa Marin dijo...

Raulin:
Gracias Senor! Ya les termine de dar sus merecidos, ahora me toca a mi merecerlo todo.

Daniel dijo...

reencuentro? me gustan los reencuentros

Armando_DE dijo...

Wow churrisima t deseo lo mejor , en verdad mereces todo despues d mucho esfuerzo ... Fecilidades churrisima!!!!!!!!!

Besotessssssssss

AD - Slash esta viejo y panzon

PD: este es uno d los mejores post tuyos (aunque quiza este sea el mejor).

El Frankie dijo...

Ahora que te den tu merecido entonces. Pero un merecido bueno ps xD

Fenridal dijo...

Attention! See Please Here