martes, 9 de junio de 2009

Crónicas de Abril en Junio- De cómo ella tomó mi dedo y me atrapó para siempre.



Era inminente, ella llegaría en cualquier momento uno de estos días, la gente calculaba los días en un calendario mundano y muy vano, lanzando cual apuestas inservibles sus versiones como avioncitos de papel sin rumbo ni piloto, idea tremendamente terrenal y minúscula al lado de el extraordinario milagro de Abril.
Tan chiquita pero tan intimidante a la vez, al menos para mi. Cómo sera tu voz? Y cual será tu color favorito? que te podría decir para hacer reír?
A la vez, ideas con menos unicornios rosa y poquísima escarcha también se proliferaban y asediaban mi mente. Quien era yo para enseñarte de que trata este mundo sin pies ni cabeza? Para decirte como agarrar los lapices, los tenedores y los sueños? para escogerte los atuendos pret a porter cada mañana? Por que sabor de helado deberia comenzar? Limon,Pistacho o de frente al chocolate doble? Para designar con varitas mágicas desde ya mustias y marchitas lo bueno y lo malo? Si lo único que tengo para ti es un set de plastelinas de todos los colores y mil planes para usarlas por las tardes en nuestra mesa de madera. Sera eso suficiente Abril?

Vengo postergando esta carta porque no sabía como empezar, hoy me dí cuenta que lo difícil sería dejar de escribírtela. Y aquí estamos ,las dos como hace casi nueve meses cuando decidiste que querías que yo sea tu mamá, tu tan segura, yo tan vomitona….en fin que mas dan los pomos enteros de salsa picante que me comí en tu nombre, los tragos que deje de tomarme por el mismo motivo y los infinitos jugos de piña con los que tu padre se ha inmolado estos nueve meses por las mañanas.
Me anunciaste que venias encaprichadísima e insistente en un examen de sangre de un laboratorio en el que aún usaban maquinas de escribir chimuelas, fue muy vintage de tu parte…me caíste bien.
Quiero decirte que no nos conocemos, pero ya te he estado pintando mil cuadros para que escojas el que mas te haga acordar a que tienes que ser feliz, que te observo cada mes sin que tu me veas, hasta cuando duermes.Verte desde esa pantalla me dan ganas de llorar , pero no lo hago…... al menos todavía.
Ni siquiera puedo imaginarme el día en que por fin nos veamos, no se si seré como me imaginabas entre tanta patada vespertina, entre tanto empujón vandálico de ombligo, entre tanto maltrato de costilla ,entre tanto enredo y desenredo umbilical con el que me tienes con el alma en un hilo, o mejor dicho en un cordón...
Lo único que quiero es que seas feliz, sabes? es una obligación. espero lo logres la mayoría de las veces, no me importa como quieras hacerlo, yo estaré contigo siempre, siempre Abril.

A mi me gusta caminar sin rumbo por Barranco, hablar sola mientras me peino, comer limones con sal, conocer ciudades, odiarlas, amarlas, tomar Inka Kola helada comprada en bodega del camino hacia quien sabe a donde, reírme de cosas que nadie entiende, entender cosas de las que nadie se ríe, y me gustas tu. Talvez seamos diferentes, talvez seamos iguales, y seguro seremos amigas.
Hasta pronto, muy pronto Abril.
Tu mamá.
Pd: Me olvidaba, tu hermano mayor es un Schnauzer.

6 comentarios:

sathya dijo...

melisaaaaa!!! me hiciste llorar!!! abril va a ser tan pero tan feliz cuando llegue... ya quiero verla yo tambien, no te olvides de avisarme para ir en representacion de la tia lorena y la tia sathya todas juntas.
un besote para las dos, las quiero muchisimo.

Melisa Marin dijo...

Todos lloran con este post menos yo! No es mi intencion!
Ya llega la bicho!

BlogEmario dijo...

Hola Mellisa,
hace mucho no te leía,
qué lindo que estemos pasando por esto de tener un pedacito de gente en la panza...felicidades.
Muy cierto eso de solo esperar su felicidad, sólo su felicidad, realmente es lo único que importa ahora. Que el mundo siga como está, y si quiere que se venga al piso, total somos madres!
jaaaaaaaa!
un fuerte abrazo

Imberbe_Muchacho dijo...

todos tenemos cartas poara nuestros hijos que ya llegan... asi es la vida.
Y felicidades!!!

Anónimo dijo...

FELICIDADES

Kasafia dijo...

Felicitaciones!
Espero algún día gozar de esa misma dicha. Bella tu carta

Zulma Roque