martes, 25 de marzo de 2008

Furcias y Fulanas en Los Angeles California.


Los Ángeles California .......un viaje de literalmente de película , en el cual fungí breve pero sabrosamente de “la París la Hilton” versión color modesto y billetera estropeada claro está.
Paseé por Hollywood y por las casas de los famosos en Bel Air, en donde el guía ya se desgañitaba enseñándome el caserón de Elvis, el de Alfred Hitchcock,Frank Sinatra y hasta el depa de la tal Lindsey Lohan y yo, pasiva e indolente…. pero bastó que mencionara la casa donde se filmó “El Príncipe del Rap” para que mi interés rejuveneciera ipso facto y volviera a fenecer cuando al chofer del tour le agarró la derechura por todas las casas de los grandes oficiales de inmigración que sorprendentemente viven cachete con cachete, pechito con pechito y ombligo con ombligo con las grandes estrellitas del sur.
Luego y armándome de valor y de falsos títulos nobiliarios mentales que se remontaban a la realeza Cajamarquina ,fuí a Rodeo Drive en donde están todas las tiendas cariiiiiisimas y los paparazis buscando carne fresca. Fué allí donde pretendí , haciendome la interesante y cotizada claro está ,que nada me gustaba, arrochando así a los grandes diseñadores (que no incluían a Ciro Taipe esta vez) y jurándome por un momento una mezclita rara entre Liz Taylor chibola y Anna Nicole Smith viva ; todo esto só riesgo de que me echen apaleada cual Julia Roberts (guardando las distancias en estatura y lo de putifá también) en “Mujer Bonita” cuando las vendedoras de Gucci la sacaron por furcia, misia y fulana de el tiendón.
Luego de ese baño de fufulla, holgura y patrimonio pretendido, me dispuse a pasear por Hollywood. Allí me dí cuenta que ese glamour que los que nunca habíamos estado en Hollywood pensábamos tenía, se esfuma cual fama de la Britney la Spears o mi sueldo de educadora ,al ver que lo que mas abunda en el boulevard son las tiendas tanto de pelucas locas de a luca, disfraces de gatita/ratoncita de Porcel , zapatos a lo Chola Chabuca pero ya en serio, y muchos locales sospechosos de masajes, que mas que eso mas bien serian sobaderas.
Acompañan a este Boulevard de los sueños rotos, restaurantes al paso (al paso al mas allá), ambulantes que ofrecen tours a lo paparazzi precario para agarrar a las estrellas infraganti, pelangochas ofreciendo el amor, chucherías en el mas amplio sentido de la palabra ,bagaltelas, minucias, cachibache simpático pero sobretodo un nuevo mundo por descubrir para una perucha sedienta de mundo fancy-facineroso, y porque no, de ser descubierta como artista ,aunque sea para un papelito de domestica decente pero mamacita.
Dispuesta a disfrutar Hollywood al máximo decidí conocerlo a pie, a piernas (porque estaba en short) y a mi regalado gusto, así que emprendí la faena primero sin entender porque tanta pelambreria postiza y chamuscada, ropa interior de latex (hay colores amiga, pase adelante linda!) y zapatito de charol espigado y buscón. Luego lo entendí todo cuando inocente palomita (como diría Fermín de Carrusel) entré a una tienda y me dí cuenta de la "selecta" clientela (por llamarla de alguna manera) que se probaba las pelucas, de preferencia rosas o rubísimas y con cerquillito mozo, entre conversaciones con un tono de voz bastante grave para ser una damicela de su casa (de su casa de citas).
Paseé y paseé, conocí muchisimo, me dio hambre, me compre un burrito al paso (repito:al paso al mas allá) en un lugar en el que en el colmo de las coincidencias atendía un Peruano , pero que pretendía ser Mexicano, también estaba un Argentino,que también pretendía ser Mexicano y un Mexicano que no le hacia falta pretender absolutamente nada.
Entrando la noche ya empezó la desunión y el puterío sin barreras, así que mi muy querida amiga y anfitriona Michelle tuvo a bien recogerme para continuar enseñándome esta gran ciudad, esta vez desde otro extremo …..
Mi aventura en los Angeles continuara mañana…

2 comentarios:

Julio dijo...

divertido día. a ver si nos reportas un viaje en el metro o en alguna linea de bus, con muchas fotos. te añadí a mis enlaces en bus-elefate, saludos.

Raulín Raulón... dijo...

Por eso viva Eisha, done encuentras a Tongo con su pituca. Orgullo Nacional.

Eso de los tours camioneta me recuerda a la película Leperchaun y a los tours de bricheros que oefrecen en Cusco.

Ahora sí pude ver el comercial. Me gustaría ser como Toño Vega para salir en puros comerciales de chela, tipo Dell Men, Tranker o Cristal.