jueves, 28 de mayo de 2009

De Cuando me Fui de Arequipa y Deje Atras la Zarza de Patitas...


Me volví a despedir de otra ciudad, cerré otro libro, tapié una etapa con sabor avinagrado, mientras sellaba cajas como loca y a una velocidad como si me fueran a decir que cabría la posibilidad de quedarme estancada allí si es que no me apuraba en largarme.
Esta vez las cartas de despedida no había a quién entregárselas, y la monotonía inmóvil en el ambiente amarillento y pesado me ahuyentaba con su zumbido sórdido, casi enloquecedor, casi trastornante….
Un año había pasado desde que llegue a Arequipa , el terral desierto de proyectos de gente y de colores ( a excepción de el señor de los pasadores en la plaza).
La zarza patita y el cauche repetidos una y mil veces en la carta de los restaurantes lo habían dicho todo sin decir una palabra.
Este lugar me asfixiaba, ahorcaba mis ganas de crear y de vivir, había mas que esto, habían colores fosforescentes, trafico, viajes de mas de 5 minutos por la ciudad, oleos, café con jengibre, libros ansiosos por ser tocados, gente esquiva e interesantísima, vinos tintos esperando ser besados, tertulias con pasta humeante,lienzos esperando perder la virginidad, ruido, gritos , libertad, puros con sabor a vainilla ,pero sobretodo había ganas, fuerza y el mar, siempre el mar estaría allí ….esperándome, llamándome con su neblina helada,a mi y a Abril, a las dos en una sola.
Empaqué tres sueños rumbo a Lima, los cerré con candado por si se escapaban en el camino, soplé dentro de la maleta y bajé las escaleras heladas, pero como era la ultima vez me supieron calidas, nostálgicas, distantes y secas como ella ,como Arequipa la puritana, Arequipa la que va a misa todos y cada uno de los Domingos….. pero sin calzón.
Lima la casquivana me esperaba como siempre, y como nunca, nebulosa como mi mente, fría, con olor a café recién pasado en las mañanas y Pisco sours dobles en la noche, linda, auténticamente puta como todas y todo lo que vale la pena en esta vida.
Lima oliendo a lima, Lima y Abril, las dos juntas, demasiada felicidad para ser real, demasiada tristeza en la niebla , todo a la vez y nada al mismo tiempo, como siempre, como nunca.Y así llegue a Lima caminando con mis converse,con Abril y con dos tetas.

Te amo Lima, aquí empezamos de nuevo, amor y odio como toda la vida como hace 3 años cuando te odie, como hace 3 años cuando éramos otras personas vistiendo nuestros cuerpos.Hola de nuevo, no me odies, deja que yo lo haga primero esta vez y denuevo.

3 comentarios:

GINNA dijo...

DISFRUTA EL REGRESO.

Kasafia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kasafia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.