lunes, 21 de septiembre de 2009

La Mudanza en los Tiempos del Cachivache


Otra mudanza concluida... espero haber terminado de mudarme ,aunque sea por un tiempo, se que saldría cual chavo del 8 con una bolsa en un palo de escoba ipsofacto si es que sale la oportunidad , junto a mi , el hombre nómade de Kotosh quedo como un casero.13 mudanzas en 3 años incluyendo una de país y dos de ciudad no son poca cosa,ni mucho ni poco ni para volverse un loco. Todos los que se hallan mudado recientemente podrán coincidir conmigo en que la cantidad de cosas inservibles que uno tiene es inversamente proporcional a el espacio para cachivaches que uno tendrá en el nuevo recinto. Lo peor de este grupo de cuerpos celestes son las cosas que uno no sabe si botar o guardar, si enmarcar o incinerar o si destruir o ponerlos en la mesa de centro.
A continuación la serie de objetos absurdos que nos ponen en esta disyuntiva cuando llega el día D y la hora H,en la que no sabemos que hacer con ellos.

- Las fotos del ex, si romperlas o guardarlas como parte del pasado pisado, que dilema!Cartas irresolutas de amor con cofrecito y pulserita incluidas, y si se guardan donde seria para no ofender al actual consorte y si se botan estaremos huyendo de nuestro pasado? Ya ni se sabe que hacer.

-Títeres de dedo de lana, que otrora sirvieron para algo, quien sabe que pero algo era, como deshacernos de tan trabajada reliquia?,quién sabe cuando necesitaremos uno con carácter de urgente, o cuando alguno de estos podrá salvar el momento con alguna visita, romper el hielo con un amante, sabe Dios, mejor ni tocarlos.

-Posavasos de bares con sombras de noches que no volverán, aquellos silenciosos testigos de borracheras en tiempos inmemorables, con su respectiva resaca mas. Muchos de ellos provenientes de lugares que ya no existen y que gracias a Dios ya no existirán. No son mas que el fiel recuerdo de el hígado que alguna vez tuvimos y los alvéolos que nunca volverán...Se quedan!

-Manuales de cómo ser la madre mas sufrida y vivir para contarlo ( léase dar de lactar hasta el año), como amaniatar al recién nacido para que no escape de nuestro yugo, dominarlo antes de que este lo haga con nosotros y con toda la familia y allegados, como darle una infancia sin el menor intríngulis, casi casi levitando, decir la frase perfecta en el momentisimo indicado , Como desechar este salvador de la raza humana ?
-Instrucciones de cómo armar quien sabe que, y que no botamos por temor a que sea la llave a la solución de todos nuestros problemas, es decir que un día se halla malogrado un artefacto de vida o muerte, dígase el Internet y que justo en este manual este la palabra de aliento imprescindible para volver a la vida.

-Controles remotos que ya no se controlan ni a si mismos, los tenemos con la esperanza de que en algún momento dado se conviertan por si solos en universales y hasta nos controlen los gastos. Desaparecerlos seria incontrolable.

-Mascotas que quien sabe en que momento adoptamos, pero que ahí están hechas y derechas, parte de nuestra abultada familia ,vivitas y coleando, vienen solas y nunca se van, fuente de amor y de vacunas varias por cancelar, carentes de pedigrí y de mesura a la hora de ingerir los sagrados alimentos.Perros amores.

-Muebles que algún extraño e irrepetible momento sonaron como una gran idea. En que estábamos pensando? Obviamente no en las dimensiones de nuestra actual sala, en la que la decisión crucial es quien sale de la casa cuando entra la visita o quién entra a vivir al closet cuando nace el segundo hijo. Estrechez de corazón.

En fin , una mudanza es una limpieza, un nuevo comenzar, por primera vez vivo en casa propia (propia dentro de 20 años que le pague al banco claro) ,por azares de la vida y de la billetera hemos postergado la colocación y la cuenta de los espejos, por lo que tenemos que aceptarnos tal y como somos cada mañana, el experimento es mas interesante de lo que creen, un mundo sin reflejos de uno mismo.Aún no tengo una conclusión sobre ello.
No hay comedor que nos coma ni mesa de centro para centrarnos en ella.Lo que si hay son imanes de refrigeradora a discreción, vinchas de colores, libros, libritos , accesorios de cocina misteriosos, mi perro Samuel Manuel, y una cantidad de papelitos acusando recibo de sabe Dios que paliza.
Después de procesar todo esto, digerirlo y ordenarlo te encuentras con una nueva casa, y una nueva vida.......Que empiece la juerga, Que viva la vida!

1 comentario:

Miguel Rodríguez V. dijo...

Disfrútalo querida, como si fueras gitana.